¿Cómo se trata el hombro congelado?

El hombro congelado (Capsulitis adhesiva), médicamente conocido como capsulitis adhesiva, es una condición autolimitada caracterizada por un inicio insidioso y progresivo de los síntomas. Los síntomas principales suelen ser el dolor y una reducción significativa del rango de movimiento. Aunque la aparición del hombro congelado no se comprende por completo, se cree que estos síntomas ocurren debido a una inflamación y engrosamiento progresivos de la cápsula articular del hombro.

Ciertas poblaciones son más propensas, específicamente personas de 40 a 60 años, mujeres, personas con trabajos sedentarios y personas con diabetes mellitus. Para obtener más información sobre la comprensión y la etiología del hombro congelado.

No existe un tratamiento estándar para la Capsulitis adhesiva, pero su fisioterapeuta puede ayudarlo de muchas maneras. Entonces, ¿cómo manejamos el hombro congelado?

Cuando los pacientes presentan Capsulitis adhesiva, a menudo hay una falta de comprensión sobre cuál es la afección y cuánto tiempo puede llevar el proceso de curación. Un papel clave de su fisioterapeuta será educarlo sobre su condición y las etapas de curación.

El control de su condición será esencial para realizar un seguimiento de los cambios en el rango de movimiento, el dolor, la fuerza y la función a lo largo del tiempo.

Los métodos que su fisioterapeuta puede usar para monitorear los cambios incluyen:

  • Función, dolor y calidad de vida : cuestionarios como el cuestionario Disabilities of Arm, Shoulder and Hand (DASH).
  • Rango de movimiento: con Capsulitis adhesiva hay pérdidas significativas en todos los rangos de movimiento clave en la articulación del hombro. Esto se puede rastrear de varias maneras, incluidas fotografías (a pedido del paciente) o goniometría (medición de ángulos articulares).
  • Fuerza: las pruebas de fuerza se medirán en posiciones clave con regularidad y se pueden realizar de manera rápida y eficiente. Su terapeuta puede calificar su fuerza mediante pruebas musculares manuales.

Ejercicio

El ejercicio será un componente clave de todos los planes de manejo para personas con hombro congelado. Se usarán muchos tipos diferentes de ejercicio para obtener el mayor beneficio. Los ejercicios de rango de movimiento pasivo y activo serán clave inicialmente. Pasivo significa que sus músculos están completamente relajados cuando el hombro se mueve. Su terapeuta realizará ejercicios pasivos con usted. Los ejercicios activos involucran el uso de los músculos para llevar la articulación a través de rangos de movimiento específicos.

El fortalecimiento muscular se utilizará como un componente clave de su programa. Cuando el rango de movimiento comience a mejorar, será esencial que recupere la fuerza en todo el rango disponible, lo que le permitirá mantener ese rango y, con suerte, reducir la probabilidad de que experimente dolor en el futuro.

El ejercicio cardiovascular es crucial durante los períodos lesionados, para ayudar a mantener y aumentar su salud y bienestar general. Su terapeuta le aconsejará sobre las formas en que puede adaptar las actividades que disfruta para mantenerse en forma y activo. Esto no solo será importante desde el punto de vista físico, sino que también será crucial para la salud psicológica, ya que puede sentirse muy limitado para realizar actividades significativas.

Terapia manual

A lo largo de nuestras sesiones de tratamiento, su terapeuta puede usar una variedad de técnicas de tratamiento de terapia manual para ayudarlo en su camino de curación. Estos pueden incluir movilizaciones pasivas y activas, movilizaciones con movimiento, técnicas de energía muscular y/o trabajo de facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP). Cada paciente individual puede obtener diferentes beneficios de diferentes técnicas, por lo que la comunicación entre el terapeuta y el paciente será clave para encontrar el plan de tratamiento más beneficioso.

La realidad del tratamiento

Capsulitis adhesiva no es una condición en la que podrá asistir al fisio durante 1-2 sesiones y obtener una solución rápida. El proceso de rehabilitación puede ser arduo. Los plazos para la curación y la resolución de los síntomas suelen durar entre 12 y 18 meses, aunque algunas personas pueden observar síntomas hasta 3 años después. La evaluación y el diagnóstico tempranos, así como el manejo basado en evidencia de alta calidad, serán clave para que usted obtenga los mejores resultados posibles.

Mensajes clave para llevar a casa

  • Capsulitis adhesiva es una condición autolimitada que puede durar más de 1 año, a veces hasta 3 años.
  • Las causas de la Capsulitis adhesiva no se conocen por completo, pero hay ciertas poblaciones con un mayor riesgo, sobre todo las personas con diabetes mellitus.
  • Muchas personas diagnosticadas con Capsulitis adhesiva no entienden completamente la condición o el proceso de tratamiento. La educación y la comunicación adecuadas con un profesional de la salud calificado son cruciales.
  • No existe un tratamiento estándar de oro para el manejo de Capsulitis adhesiva. El tratamiento incorpora una combinación de educación, control de síntomas y enfermedades, terapia de ejercicios y terapia manual.

Si cree que puede tener Capsulitis adhesiva, programe una cita para obtener un diagnóstico oficial y un plan de tratamiento.

¡SOLICITA CITA AHORA!

Si buscas una clínica de fisioterapia en Santander o Muriedas, desde Fisiocamargo proporcionamos unos servicios totalmente enfocados en mejorar la salud de nuestros pacientes. Ofrecemos una atención personalizada para prevenir y tratar todo tipo de lesiones y dolencias.

PIDE CITA EN CLÍNICA DE SANTANDER PIDE CITA EN CLÍNICA DE MURIEDAS

Santander: 942 239 700 Muriedas: 942 140 601
Ir al contenido